lunes, 15 de diciembre de 2008

EL poeTa Q mejoR lloRó


Soy llorona.
No puedo evitarlo.
Lloro con la misma asombrosa facilidad con la que sonrío.
Creo que mi cara nació para reír o llorar, a veces incluso al mismo tiempo.
Tan necesario el llanto, como menospreciado y rehuido.
Siempre se habla de la necesidad de sonreír a la vida, y pocas veces se dedica un merecido homenaje a esta increíble forma de liberación y expresión interior.
Las lágrimas no son siempre tristes,
también simbolizan la emoción desbordada,
el amor incontrolable...
¿Quién no ha llorado inevitablemente alguna vez después de sentir el amor?
¿Quién no ha derramado lágrimas al contemplar una bella melodía,
una bella puesta de sol,
un gesto de ternura?
En los peores momentos de nuestra vida,
las lágrimas mojan nuestros sentidos evitando que se sequen y acartonen.
Las lágrimas diluyen nuestras penas ,
evitando que estas envenenen y corrompan la cordura.
Llorar sin prejuicios,
sin hombría ni coraje,
valorando el poder de una lágrima.
Dicen que Oliverio Girondo fue el poeta que mejor lloró refiriendose a este poema.
Uno de mis favoritos sin duda.
"Llorar a lágrima viva" de Oliverio Girondo

No hay comentarios: